Confianza a domicilio

Confianza a domicilio

En los últimos meses todos hemos tenido que acostumbrarnos a consumir “de otra manera”, se han popularizado las compras on line y se han “atrevido” a realizar sus primeros pedidos desde su ordenador muchas personas que nunca lo habían probado principalmente por desconfianza. Muchos refieren que no conocen el origen y el estado de los productos, otros piensan que las imágenes son engañosas, algunos temen que la forma de pago sea insegura y una larga lista de etcéteras, que van sumando dudas y aumentando la desconfianza en este nuevo sistema. Sin embargo, el servicio a domicilio de nuestros establecimientos de confianza resuelve cualquier susceptibilidad y el resultado de la compra es siempre satisfactorio sin salir de nuestras casas. Cualquier cliente del mercado puede ponerse en contacto con su frutería, carnicería, pescadería, pollería… de toda la vida, aquellas en las que solían escoger el género y compraban hasta ahora casi cada día, y recibir la cesta de la compra completa en su casa. No es pedir fruta, pescado, carne, pollo… on line, es que nuestro frutero, nuestro pescadero, nuestro carnicero, nuestro pollero… escoja por nosotros el mismo producto que consumimos siempre, el que nosotros elegimos, el que nos gusta, y nos lo envíen a casa con todas las garantías de frescura y calidad a las que estamos acostumbrados. Por eso este sistema de “CONFIANZA A DOMICILIO” está teniendo tanto éxito entre nuestros clientes, porque las circunstancias obligan a adaptarse a cómo consumir, pero no obligan a conformarse con qué consumir, no hay razón para renunciar a la calidad que siempre hemos valorado.