Lo que opinan de nosotros: hoy Malacatín

Lo que opinan de nosotros: hoy Malacatín

“Recuerdo ir con mi abuelo al Mercado de La Cebada cuando era niño, y observar cómo compraba y negociaba en cada puesto el producto que luego se llevaría al restaurante”, comenta José Alberto Rodríguez, propietario y cuarta generación del Centenario Malacatín, situado en la calle Ruda, 5, a escasos metros del Mercado de La Cebada.

Este restaurante es un viaje al pasado, una forma de entender nuestra cocina, cultura y tradiciones, en un pequeño rincón del Madrid más castizo de finales de siglo XIX. Incluso su decoración se mantiene intacta desde hace décadas y alberga pequeñas historias en cada uno de sus rincones que nos trasladan a ese Madrid que casi ya no existe. “Desde hace más de 120 años nos dedicamos a servir el plato que más identifica a nuestra ciudad: el cocido madrileño”

Pasión, calidad, buen trato al cliente y materia prima han sido siempre las claves de su éxito, cuya fama ha traspasado nuestras fronteras. “Mantenemos los mismos proveedores de siempre, son incluso segunda y tercera generación y nos dan los mejores productos y la mejor calidad”

Y esa materia prima de calidad, que es marca de la casa, proviene en gran parte de El mercado de la Cebada, siendo por este motivo uno de sus proveedores y también por su estrecha relación con los tenderos de siempre. “Nuestras historias siempre han ido de la mano. En el Mercado son profesionales de verdad, conocen los productos y saben ofrecerte lo mejor en cada momento; además después de tantos años son parte de la gran familia que somos en Malacatín”.

Apúntate a la newsletter y recibe las últimas novedades del Mercado y todas nuestras promociones.

En su carta podrás degustar otros manjares aparte de su famoso cocido, como sus callos, el rabo de toro, bacalao confitado o tarta de queso y como novedad hemos introducido un plato del día, con una carta que confeccionamos semanalmente para que el cliente pueda organizar su menú y un servicio a domicilio llamado “Malacatín en casa”, para adaptarse a los nuevos tiempos. “En este sentido el mercado me ha ayudado mucho, porque sé que puedo ofrecer un producto variado de primerísima calidad y ofrecer platos del día con un producto fresco y de primera. Es un honor y un placer contar con ellos. Mi compra para casa también la realizo en el mercado. ¿Dónde mejor?