CAFÉ Y TÉ (Y VICEVERSA)

CAFÉ Y TÉ (Y VICEVERSA)

Hace tiempo que sabemos que tanto uno como otro pueden aportarnos múltiples beneficios para nuestra salud. Pese a que la cafeína y la teína son, en realidad, la misma sustancia, cafeína, las repercusiones en nuestro organismo del café y el té son diferentes debido al resto de sustancias combinadas que contienen. Mientras el café nos mantiene despiertos y alerta, los polifenoles del té hacen que disminuya la absorción de la teína y nos ayuda a reducir el estrés y conciliar el sueño.
Una taza de café puede contener hasta 200mg de cafeína y, ojo, incluso si es descafeinado, contendrá unos 25mg; mientras que el té va desde los 15 hasta los 22mg según la variedad de este que pongamos en nuestras tazas.
Ambos han demostrado igualmente poder contribuir a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y proporcionar otras sustancias beneficiosas para nuestro organismo como los famosos antioxidantes. Por lo que, según los expertos, ambos son recomendables con moderación en nuestras dietas y elegir uno u otro depende del estilo de vida de cada uno: el café es más afín a personas más activas e inquietas y el té es más apropiado para los más tranquilos. Sea cual sea tu elección, seguro que disfrutarás de una buena taza bien caliente ahora que llega el frío.